Translation:News new twist txt/es ES

From UFO:AI

Entradas de la OVNIpedia

Mensaje

PARA: Comandante de la Base, PHALANX, Centro de Operaciones Atlánticas

DE: Dr. Connor, I+D: División de Biología y Contención, PHALANX, Centro de Operaciones Atlánticas

FECHA: %02i %s %i

ASUNTO: Un Nuevo Giro


Comandante,

Nuevas informaciones han salido a la luz durante la última ronda de autopsias que usted solicitó. Nuestros informes todavía tienen validez, pero hemos descubierto ciertas características en común entre las diferentes especies que pueden arrojar nueva luz sobre la diversidad alienígena.

Durante nuestros análisis preliminares de esta estructura celular alienígena, encontramos algunas anomalías porque nuestras pruebas de replicación de ADN fracasaban debido a una inexplicable contaminación de las muestras. Inicialmente lo atribuimos a un error humano, pero el problema ha continuado produciéndose con absoluta regularidad. El mismo resultado, una y otra vez; siempre que examinábamos una muestra que no hubiese sido criogenizada para su almacenamiento, no lográbamos extraer una sola secuencia genética que no estuviese contaminada. He pasado la mayor parte de mi tiempo libre estudiando el problema, y creo que he encontrado la causa.

La explicación más simple es la siguiente: hay dos tipos de ADN presentes en nuestras muestras de sangre. La prevalencia del ADN extranjero es total; estas secuencias pueden ser halladas en todos de los miembros de la especie Taman, y un estudio más riguroso ha confirmado que existen secuencias similares en la sangre de las demás especies que hemos recuperado. Su origen parece ser alguna clase de organismo unicelular presente en cantidades ingentes en la corriente sanguínea de los alienígenas. Existen muchas versiones de este microorganismo, una para cada especie alienígena, y todas ellas comparten similitudes notables en su ADN. El dato curioso es que aunque todas ellas tienen el mismo número de cromosomas, ninguna de ellas puede sobrevivir en un cuerpo que no corresponda a su especie huésped. También resulta curioso el hecho de que no hay absolutamente ninguna diferencia en el ADN entre microorganismos de una misma variedad. Esto nos hace pensar que las distintas versiones han sido obtenidas por ingeniería genética -totalmente o en parte- para adaptarse a las distintas especies alienígenas.

Ahora suponemos que todos los alienígenas son portadores de una variante de esta infección microbiana, pero su función no está muy clara. Hemos analizado varias muestras de tejido, tanto infectadas como de control, y no hemos podido obsevar ninguna alteración, positiva o negativa, en las infectadas: todas las muestras son esencialmente iguales. Puesto que el microrganismo requiere un huésped vivo para sobrevivir, él parece ser un parásito o un simbionte sin ningún efecto benéfico que hayamos podido observar.

Hemos denominado a este organismo "Infección Viral eXtraterrestre", o IVX. Éste podría considerarse un nombre inadecuado en términos microbiológicos, ya que el IVX es un organismo multicelular complejo mucho más grande que cualquier virus terrestre, pero se comporta y se reproduce exactamente del mismo modo, por lo que nos parece que el término está justificado. Puesto que cada una de las especies alienígenas porta una variante única de la infección, hemos asignado a cada una de ellas la letra inicial de su especie huésped. Así, los Taman hospedan la variedad IVX-T, los Sheevar la IVX-S, y así sucesivamente.

El propósito de la infección continúa siendo incierto, pero se trata de lo único que hemos encontrado hasta ahora que vincula físicamente las diferentes especies alienígenas. Como he dicho anteriormente, sólo podemos conjeturar que las variantes de la infección han sido manipuladas para adaptarse a cada especie, tal vez permitiendo que coexistan entre sí del modo en que lo hacen.

No existe ningún indicio de que este microorganismo sea contagioso para la especie humana. Hemos observado que, cuando inyectamos sangre alienígena recién extraída en cultivos de tejido humano, la sangre alienígena fue completamente rechazada. Sin embargo, de forma inesperada, todo vestigio de infección fue aniquilado posteriormente por los linfocitos T humanos. En resumen, el microbio fue incapaz de arraigarse frente a nuestro sistema inmune.

Actualmente, no creemos que el microorganismo XVI suponga un riesgo para nuestros soldados en el campo de batalla. Sin embargo, seguiremos con las investigaciones y le mantendremos informado sobre cualquier progreso. Como precaución, estamos realizando análisis de sangre exhaustivos entre nuestro personal, y mantendremos estrictos procedimientos de cuarentena en todo el laboratorio.

Atentamente,

Dr. Connor